Una carta personal del Sr. Fritz Kaegi

Estimado vecino,

Soy Fritz Kaegi; soy un orgulloso Demócrata progresista y le escribo porque estoy postulándome para se el Asesor del Condado de Cook contra el titular Joe Berrios. Quiero contarle un poco sobre mí, y explicarle por qué me estoy postulando y quiero pedir su apoyo en las Primarias Democrática en marzo. Hay mucho en juego en esta carrera, así que quería enviar esta carta personal a nuestros buzones antes que nuestras correo y las ondas de radio se desbordan. Una carta puede no ser la forma más convencional de hacer campaña, pero sé que los votantes del Condado de Cook se preocupan profundamente por arreglar el quebrantado sistema de impuestos inmobiliarios, defender la ética, la responsabilidad y la transparencia, y la lucha contra la corrupción en el gobierno local.

Desde el lanzamiento de mi campaña en mayo pasado, la respuesta ha sido abrumadora. Cuando un candidato desafía a un titular, los funcionarios electos y las organizaciones suelen apoyar al titular. En este caso, a pesar de que estamos desafiando a uno de los políticos de máquinas más poderosos en el condado, hemos sido respaldados por el Secretario del condado David Orr; líderes del Congreso como Danny Davis, Robin Kelly, Bill Foster y Bobby Rush; la Senadora Estatal Heather Steans; El Comisionado Chuy Garcia; y otros grandes líderes progresistas como el Representante Estatal Will Guzzardi y el concejal Scott Waguespack.

El impulso es evidente y la oportunidad de llevar justicia en lugar de favoritismo político a la oficina del Asesor está ante nosotros. Todos sabemos lo que está mal en el sistema: miles de millones de dólares en deducciones de impuestos van a parar a los propietarios de los rascacielos del centro como el Trump Tower, y el resto de nosotros pagamos por ello. Me postulo para poner fin al sistema de pago para jugar, para traer profesionalidad y transparencia al oficina y para arreglar el sistema injusto de impuestos que ha expulsado a las familias y devastado comunidades.

Acerca de mi

Crecí en Hyde Park en la década de 1980, un momento emocionante para estar en un foco de activismo progresivo. Mis valores provienen de mi familia. Mi abuela estaba activo en la administración de FDR. Mi madre fue voluntaria del Cuerpo de Paz y de la Campaña de los Pobres de Martin Luther King. Mi padre era un profesor de historia. Asistí a la Academia Kenwood en las Escuelas Públicas de Chicago y obtuve un MBA en Stanford. Vivo en Oak Park con mi esposa Rebecca, una maestra de escuela, y nuestros tres hijos.

Mi carrera, hasta que decider postularme para un cargo, fue en finanzas (un lugar extraño para un demócrata progresista; de hecho, uno de mis jefes bromeó una vez que estaba “desconcertado sobre cómo un socialista podría ser un buen selector de acciones”). Administré fondos mutuos que representaban los ahorros para la jubilación y universidad de la gente trabajadora, y estoy orgulloso del buen trabajo que pude hacer en una industria que a veces puede carecer de una ética.

Lo que aprendí en mi carrera, y lo que me hizo decidir postularme como Asesor, es que la gente necesita confianza en que aquellos que supervisan sus activos, que se preocupen por ellos, y por el impacto de sus decisiones. El trabajo que hice en mi carrera fue justo, ético y completamente transparente. Me postulo para llevar el mismo compromiso a un cargo que lo necesita desesperadamente.

¿Qué está en juego en la carrera?

El año pasado, la Chicago Tribune y ProPublica llevaron a cabo una investigación del sistema de impuestos a la propiedad que no tenía precedentes en su profundidad y alcance. Esta evaluación proporcionó aún más detalles sobre las conclusiones anteriores de la Better Government Association y otros grupos gubernamentales de vigilancia. Juntos, han demostrado que la oficina del Asesor bajo Joe Berrios ha desviado sistemáticamente los impuestos immobiliarios de los desarrollos comerciales del centro y de los muy adinerados, poniendo una carga mayor para las minorías y los barrios de bajos ingresos.

La razón por la cual Joe Berrios y sus aliados han hecho tanto daño a nuestras comunidades, sin embargo, no es difícil de ver. Joe Berrios supervisa tres fondos de campaña, y sus arcas están llenas del dinero de los abogados que hacen negocios con la oficina: aquellos que reciben miles de millones de dólares de exenciones fiscales para los rascacielos del centro invierten y financian las cuentas de campaña de Berrios. Además, los miembros de la familia de Joe Berrios obtienen empleos en el gobierno (y fue demandado por despido discriminatorio de empleados lo que cuesta millones de dólares al condado de Cook). Y gasta los fondos de su campaña en cenas caras en restaurantes sofisticados y en la maquinaria política que mantiene el sistema en su lugar.

Entonces, ¿cómo podemos cambiar esto?

Ahí es donde entras tú. Seré sincero: cuando comenzamos esta campaña, la respuesta más común que recibimos fue “sí, el sistema es horrible, pero ¿quién es Fritz Kaegi?” Gracias al trabajo arduo de mi equipo de campaña, eso está cambiando, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. Si te preocupa el Condado de Cook tanto como yo, y valoras la equidad, la ética y la transparencia, entonces necesito tu ayuda.

En primer lugar, necesito su voto en las Primarias Democráticas de marzo. La máquina política puede difundir mentiras, pero los votantes tienen la última palabra. Cuando cientos de miles de personas exigen un gobierno honesto y que se les escuche, y hablamos con nuestros amigos y vecinos, ganamos.

En segundo lugar, visite nuestro sitio web, fritzforassessor.com, y nuestra página de Facebook para obtener más información. Invita a otros a seguir nuestra página. Y, mientras esté allí, si puede, ayúdenos a correr la voz contribuyendo a la campaña; cualquier cantidad hace una gran diferencia.

Finalmente, asegúrate de tener los hechos. La campaña de Berríos ya ha llegado a lo más profundo de su cofre de guerra para engañar a los votantes. Pueden decir lo que quieran, pero te mereces la verdad. Me han llamado “republicano de Wall Street”, afirmaron que invertí en prisiones privadas y que sin duda harán más difamaciones. (Estas afirmaciones son irrisorias: soy un demócrata de toda la vida y de hecho bloqueé los fondos que estaba gestionando al hacer estas inversiones).

Quieren distraer a los votantes de la realidad de que han perpetrado una gran injusticia contra la gente del condado de Cook, pero tenemos la verdad de nuestro lado. Decidir postularme no fue fácil, pero el apoyo de mi familia, amigos y miles de personas comprometidas con la justicia social hace que valga la pena.

Gracias por tomarse el tiempo para leer esta carta, y no dude en comunicarse. Este es nuestro condado, y este marzo podemos exigir honestidad, transparencia y equidad.

Suyo a su servicio,

Fritz Kaegi